jueves, 10 de agosto de 2017

Mi novio se niega a tener relaciones sexuales conmigo

Con mi novio tenemos tres años en pareja , vivimos separados pero el problema es que se niega a tener relaciones se acuesta y dice que yo no lo entiendo que está cansado (trabaja por la mañana de lunes a viernes pero descansado y durmiendo doce horas también se nego).hable con el pero enseguida se enoja. 

Resultado de imagen para Mi novio se niega a tener relaciones sexuales conmigo

cuando yo lo tocó no dice ni hace nada y sólo cuando le insisto aveces accede de mala gana en lo que después no se termina haciendo nada porque se le para y no mantiene una erección porque dice estar cansado. También obtuve rechazos me dijo otra vez sopa cuando lo quise tocar y que se sentía presionado y obligado.

Por un montón de tiempo me hizo creer que era un problema medico y lo acompañe al médico le dieron todos bien los análisis y todo le da bien. Le mandaron viagra y también medicamentos ansiolíticos para los nervios y el cansancio pero no lo toma porque dice que no es natural para el cuerpo

Le pregunté si tiene a otra se enoja y dice que no que es sólo que está cansado. Lo he querido intentar de todas maneras hasta me quedé a dormir en su casa y no me quiso tocar dormimos toda la noche juntos y no pasó nada , me vestí de manera más provocadora y también me rechazó. Dice que el disfruta de vivir una vida tranquila dormir xq dice que está estresado en el trabajo y conmigo y la única forma de sentirse a gusto es durmiendo , de mirar tele (noticias de boca y partidos de boca) y tomar el café con leche.

Otro dato : el tiene 30 años y yo tengo 22

Que piensan de el?

“Tengo una relación oculta con mi prima”

Estoy enamorado de mi prima. No digo para justificarme, pero ella primero me buscó. Al principio yo no le hacía caso, pero de a poco sus encantos fueron atrapándome y la estoy queriendo, sé que está mal pero no puedo contra lo que siento.

Resultado de imagen para “Tengo una relación oculta con mi prima”

Cuando estamos solos me demuestra que está loquita por mí, es apenas una niña de 15 años, pero se comporta como toda una mujer. Aunque relaciones sexuales no tenemos, pero ganas no me faltan de probar, es tan sexy que con solo tocarme se me pone la piel de gallina.

Sé que ella también me desea, me dice todo el tiempo que quiere que yo sea el primer hombre en su vida. Cuando nos escapamos de las miradas de la gente entramos al monte y nos quedamos solos por horas. No puedo negar que me atrae sexualmente, pero yo no me animo a robarle su virginidad.

Sin querer entrar a presumir, he tenido muchas mujeres en la vida pero ninguna me importó tanto como mi prima, es pariente del lado de mi mamá. No sé qué tan cercana sea porque hay toda una historia, aparte que no me animé a preguntar más de lo que me contaron.

Mi prima es muy cariñosa conmigo. Cada vez que le veo me abraza y besa todo, ya le dije que está mal lo que hacemos pero no entiende. Yo solo me dejo llevar por el sabor de sus besos. Mis manos se convierten en algo así como “tentáculos de pulpo”. La abrazo, acaricio y le toco todo.

Ella vive con su mamá, un poco lejos de mi casa, pero suelo acompañarla al lago, donde todos los días lleva ropa para lavar. Entra al agua y se le nota todo. A veces me da rabia que no puedo acercarme y abrazarla, nadie sabe que somos novios, es un secreto entre nosotros dos.

Una vez nos pusimos a llorar juntos, le dije que nuestro amor era imposible, quería hacerle entender que nunca podremos ser felices. Empezaron a caer unas lágrimas de sus mejillas hasta que rompió en llanto que me dio tanta pena, la abracé y le pedí perdón.

A veces intento alejarme, saliendo con otras chicas, pero ella con una mirada me maneja, basta que me ponga cara de enojada, con eso es suficiente para tenerme atado a ella. Ahora me inscribí en el cursillo de ingreso a la carrera policial, quiero ser uniformado como mis dos hermanos, olvidarla y dedicarme a mi estudio.

EC, DE ALTOS, PARAGUAY DE 20 AÑOS

"El abuso pasaba muy temprano, cuando mi mamá dormía"

Fue violada durante 5 años en San Nicolás, Argentina por su padrastro que fungia como obispo


San Nicolás.- Johanna Rabbia, apariencia de una adolescente de algunos 16 años por su cara infantil, lleva un contraste en su rostro angelical con el infierno que ha vivido desde los 12 años.

Hoy, con 22 años, Johanna decidió alzar la voz que por cinco años calló, pues denunció el abuso del que fue víctima por un obispo, mismo que era su padrastro.

LA HISTORIA

A la edad de 12 años, su madre, una enfermera separada y con seis hijos, llegó a la comunidad de San Nicolás para unirse a la iglesia de mormones, allí, encontró fortaleza y fe pra seguir adelante con sus hijos, conoció a Carlos Escalante, obispo del que se enamoró y se casó con él en 2008 en un acto religioso.

"Él vino a vivir a casa, y siempre tuvo esa conducta conmigo, desde los primeros días. Era como dos personas diferentes, era incomprensible para mí. Cuando estaba mi mamá presente, estaba todo bien. Pero cuando ella no estaba, y sobre todo cuando no estaba ninguno de mis hermanos, era un infierno" menciona Johanna.

En un principio el obispo tenía actitudes "raras" hacia la adolescente de aquel entonces, pero después comenzó el abuso sexual. 

Entre lágrimas, Johanna narra su historia.

"Era imposible para mí decirle a alguien que él era malo, porque no se veía así delante de otros. El abuso pasaba muy temprano, cuando mi mamá dormía. Él entraba a mi dormitorio. O cuando ella trabajaba. Y no había nadie en la casa. Yo volvía del colegio y estábamos solos".

Rabbia detalla que Escalante la amenazaba con tocar sus partes y al paso del tiempo los amenazas se volvieron hechos, hasta que comenzó a accederla vaginalmente en su habitación cuando su madre dormía o no había nadie en casa.

"Durante mucho tiempo creí que lo que me hacía era normal, que les pasaba a todas las chicas de la Iglesia. Siempre lloraba en la escuela, quería contarlo, el cuerpo me estaba diciendo que algo estaba mal, pero no podía".

En público, el obispo leía las sagradas escrituras y en privado simplemente era un depravado.

"Por un lado me enseñaba que no tenía que tener relaciones sexuales con chicos y yo lo cumplía y por otro lado me hacía eso. '¿Por qué me pasa?', pensaba. Sentía culpa. Después entendí que estaba mal, y no sabía qué hacer. No creí que nadie fuera a ayudarme".

SILENCIOS QUE DAÑAN

Cuando Johanna juntó valor para poder decirle a su madre lo que realmente sucedía. una larga carta - dice- porque me resultaba más fácil. Lo decidí cuando me enteré de que lo que me hacía a mí también lo había empezado a hacer con mi hermana". 

La religión que dio la espalda. 

La reacción de la madre no fue del todo aceptable, pues justifica Johanna, sintió confusión. Es que es difícil aceptarlo, creo. Él estaba avalado por la Iglesia. Para una persona que cree en algo, es muy fuerte cuestionar una palabra santa".

Cuando se madre llevó la carta a la iglesia, hicieron caso omiso pues le dijeron que las familias eran eternas para la Iglesia, que "lo de ellos había sido sellado y que por eso no era conveniente que se divorciaran. Le recomendaron que siguiera viviendo en mi casa, y por eso siguió. Ese fue el consejo del líder del presidente de la estaca, grupo de iglesias Roberto Buron".

Sin embargo, un consejo de sumo de sacerdotes realizaron una reunión para indagar sobre el caso y tomar decisiones por lo que "él obispo admitió su culpa y finalmente lo excomulgaron, pero no me ofrecieron apoyo. Son hombres y adultos. Decidieron no exponerlo".

Por lo que lejos de recibir sanción, Johanna fue castigada por la iglesia.

En marzo de 2015, tomó la determinación de realizar la denuncia penal, Escalante fue procesado por abuso sexual simple agravado reiterado abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado en concurso real, a pesar de ello, se encuentra en libertad y vive con los hijos de su anterior matrimonio.

SECUELAS

Johanna fue víctima de un falso cariño, el que le dejó marcas profundas: "Tengo trastorno de angustia generalizado. No puedo dormir. Mi psiquiatra me recomendó que suspendiera mis estudios de Medicina en Rosario". 

El demonio vestido de "santo".

Ahora solo piensa en una sola cosa: "Que vaya a la cárcel. Que no haga más daño, que lo alejen de las personas normales. Las pericias dicen que es potencialmente peligroso y sin embargo no está preso ". Tampoco duda cuando dice que la Iglesia de la que formó parte toda la vida encubrió al abusador. "Cuando uno es un adulto y hay un delito hacia un niño uno tiene que protegerlo. No les importó, tuvieron una actitud negligente y pasiva. Siento que no les interesa el bienestar de ningún chico".

Con información de Todo Noticias.